Poesía en acción
  POESIA MIA
 
 
 
POESIA MIA
 
 
 
 
 
Naces poesías y primorosamente me hablas.
 
 
Te escucho atentamente y dices cosas de mi-de mis sueños.
 
 
Adulas, das flores y semillas a mi desierto.
 
 
Es inevitable no hacerlo poesía mía.
 
 
Háblame igual con tus metáforas,
 
 
 en el caos, aún sos sorprendentemente verdadera.
 
 
 
 
 
¿Cómo me llamas?¿ Como es así?¿Sin decir nada?-
 
 
Solo me atrapas. Me engulles en tu noche de algas y luceros,
 
 
Sin dar ni pedir tregua….Así me atas.
 
 
Y vuelo libre, pero contigo.
 
 
Llevo en el morral un zorzalino, un hombre, un cerebro.
 
 
Pero igual me llevas, me desgaja tu noche y tu misterio.
 
 
 
 
 
Ayer me contaste un cuento
 
 
 y abandonaste migajas de pan en mi piel.
 
 
Son aquellas incipientes sinceridades,
 
 
 que me permiten descubrirte.
 
 
Saber que habita en tu mirada,
 
 
En tus espejos de silencio.
 
 
Aunque no creas, a veces temo descubrirlo.
 
 
 
 
 
A veces tu voz se vuelve tan cristalina y dulce-
 
 
Enamoras. Algo así como la fruta del Edén.
 
 
Tienes ese don-poesía mía-
 
 
De ver dentro de mí.
 
 
Me escondo pero siempre sabes encontrarme.
 
 
Y bebes de mi piel y te alimento;                
 
 
así te quedas dormida en mi cuaderno….
 
 
 
 
 
¡Píntame como soy!
 
 
¡Dame colores! ¡Igual miénteme un poco!-
 
 
Esa mentira fugaz que alienta el alma.
 
 
Dime-amada poesía-cuanto me quieres.
 
 
Yo me comprometo a guardar esos colores
 
 
En el diván-secretamente-donde guardé el tesoro de otros besos.
 
 
 
 
 
Te juro que si me hablas al oído una tarde….
 
 
Me harás inmortal, también más frágil.
 
 
Me importa lo que digas y lo que sientes,
 
 
sin retóricas palabras de romances.
 
 
Quizás me ayude esa mirada de ternura-beso de enamorada.
 
 
¡Por favor háblame así alguna tarde!
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Tu eres la creación, la melodía que escucho
 
 
al volar el mundo nuevo.
 
 
A veces mi conciencia la mirada interior-
 
 
Mi juez-mi númen y aliento,
 
 
o ángel del pregón.
 
 
Léeme e interprétame.
 
 
Vamos luego hazme acorde, luz, viento y canción…
 
 
 
 
 
Necesito encontrar ese camino…
 
 
Ser árbol perenne o una flor.
 
 
Ser río amaneciendo, necesito; gaviota por el aire, viento y sol.
 
 
Necesito verte a mi deriva…en mi ilusión
 
 
Que te duermas así luego vencida…
 
 
Sin reproches de dar y ser amor.
 
 
 
 
 
 
 
 
Tengo un mundo ideal donde encontrarte,
 
 
De lirismos estoicos y amores insatisfechos.
 
 
Sin espacio ni tiempo, ni míseros deseos.
 
 
Donde mora la idea, la luz, el sentimiento.
 
 
Allí entre fantasía la vida es un gran cuento…
 
 
en ese espacio libre: un amor y de misterio, de miel y caramelo.
 
 
 
 
 
En ese mundo loco-de letras por el aire
 
 
y azules pentagramas puedo hallarte poesía,
 
 
hablarte y darte mi alma.
 
 
Tú dame la fuerza-esa belleza intacta-
 
 
El torrente creador para sentirme un Dios.
 
 
Veleidoso quizás pero sin miedo…
 
 
 
 
 
Y así tengo el control-y puedo ser despiadado o muy humano.
 
 
Creo la vida o creo la muerte en cada verso.
 
 
Pinto una historia, una vivencia con sentimientos de colores.
 
 
Con deseos añiles y celos estridentes.
 
 
A veces en la piel que ya-aunque no lo creas- no es tan inocente…
 
 
 
 
 
 
 
 
No he encontrado colores para mis ansias
 
 
Y he perdido aquellos del odio y la acechanza.
 
 
Cierto es que tengo empeñadas mis mañanas
 
 
Pero si me ayudas pintaré de oro las nostalgias.
 
 
Con salmón y ocre,
 
 
Con cereza y cielo.
 
 
Con un pincelito de viejas mudanzas:
 
 
Verde o amarillo en las tardecitas
 
 
O verde olivo por las madrugadas.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Y así me ayudas a expiar mis culpas.
 
 
Culpa roja de amoratados sueños.
 
 
Dame un color ahora en este invierno-
 
 
Uno que entienda de silencios.
 
 
Que hable de la avaricia loca de tenerte-
 
 
De los labios mordidos,
 
 
De la antorcha, que enciendo cada vez que te veo.
 
 
Cada vez que te pienso. Cada vez que te añoro.
 
 
Cada vez que en poesía inicio un nuevo sueño.
 
 
 
 
 
Así es poesía, eres como mi río: bullanguero y rico.
 
 
Agreste pero libre. Presto a volar alguna tarde-
 
 
Sereno y breve por las noches…mercurio y paz…
 
 
Eterno siempre.
 
 
Así poesía, así te quiero.
 
 
Solo te pido que cuando vueles la traigas contigo.
 
 
 
 
 
¡Tráela pronto!
 
 
¡Que deshaga los lazos de fuego de mi mente!
 
 
Apura ya llegó el invierno enlutando el cielo
 
 
 y en el nido falta una pluma.
 
 
Una idea alcanza.
 
 
Algo que un día cuando niño dejé escrito en las barrancas….
 
 
Si poesía mía, una idea alcanza.
 
 
Como un grano de arena en el reloj de mi alma.
 
 
 
 
 
Tráela ahora que es tiempo de labranzas
 
 
Y en tus metáforas hay semillas.
 
 
Vestigios de esperanzas,
 
 
De cosechas tempranas
 
 
Y sinceras miradas.
 
 
Aún es tiempo de poesías
 
 
De cumplir mi palabra.
 
 
Ahora cuando tu me hablas,
 
 
 con un rumor de arroyo en la mañana.
 
 
Si como un rumor, poesía tu voz me llega….a la ventana…
 
 
 
 
 
 
 
 
Gui.
 
 
 
 
 
 
 




Comentarios hacia esta página:
Comentado por Ana, 03-07-2011, 19:42 (UTC):
Hermosas como siempre, dejando salir poco a poco un poco de tu interior.

Comentado por myriam, 03-07-2011, 17:00 (UTC):
bien

Comentado por yiyi, 02-07-2011, 01:39 (UTC):
Esta poesía dice tantas cosas ,si muchas cosas que de verdad hacen emocionar el alma.
Gracias un habrazo.

Comentado por nora, 30-06-2011, 13:41 (UTC):
tiene olor a pan recién salido del horno...



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje:

 
  Hoy habia 29712 visitantes (81972 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=